menu Menú
La fragancia
Por Miguel de Leuka Publicado en Filosofía en 06/09/2012 0 Comentarios 1 min lectura
Conde Lucanor, Cuento II. Lo que sucedió a un hombre bueno con su hijo Anterior Estudio Humanidades... ¿Que para qué? Siguiente

«Una sutil fragancia perdura siempre en la mano de quien te da las cosas». Proverbio chino.

Si eres una persona que das, siempre quedará en tu mano parte de ello, pues a cambio recibirás de las otras personas. Quizás una de las facetas que más persona te hace. Posiblemente una lucha titánica contra el ego más firme anclado desde nuestros ancestros por poseer lo que otro no tiene.

Grandes personalidades de la historia han demostrado su don. Los grandes multimillonarios ven en la última etapa de su vida la verdad. Nadie saldrá de este Universo portando nada.

Distribuye entre los más cercanos tu riqueza, pero no hablamos de dinero; un préstamo de un libro a un conocido, unas monedas a un indigente, un buen consejo a un amigo, un signo de amor a las persona que amas… todo ello contribuye a que esa fragancia que donas quede en tu mano por el bienestar que te aporta y la ayuda que emanas.

aroma dar fragancia generosidad la verdad proverbio chino riqueza


Anterior Siguiente

Deje un comentario (se revisan antes de publicarlos)

keyboard_arrow_up