menu Menú
Cómprate unos binoculares o un telescopio
Por Miguel de Leuka Publicado en Ciencia en 03/01/2008 Un comentario 4 min lectura
Sonidos del Renacimiento Anterior A una dama Afgana Siguiente
Galáxia de Andrómeda (nuestra rival galáctica)

Hoy me he levantado pronto y he decidido subir a la terraza de mi casa y observar con mis prismáticos la constelación de Orion y la galáxia de Andrómeda. Si nunca has probado a observar el Universo, en la Tierra que conoces (parcialmente) no has visto más que un granito de arena (literalmente) de todos los que existen en las playas de todo nuestro querido planeta.

La visión que te da la astronomía es indescriptible. Yo tengo un telescopio electrónico con el que de vez en cuando hago una cura de humildad terrícola. Y es que estamos tan metidos en nuestro mundo que llegamos a olvidar a qué pertenecemos, de dónde venimos y tantas preguntas que no nos hacemos por estar tan ocupados en nuestra rutina diaria.
Rompe el esquema. Unos prismáticos con calidad mediana para poder disfrutar no te constarán más allá de 50€ (yo adquirí unos con calidad aceptable por 20€), te permitirán con algo de lectura o algunos programas de ordenador gratuitos, admirar lo que nos está dado.

Es grandioso, pero es muy importante leer acerca de lo que vas a ver. No estás viendo una estrellita muy mona (de hecho es quizás lo menos resultón pues siempre son simples puntos de luz), estás viendo el pasado. Cualquier objeto que veas, planetas, satélites, galaxias, cúmulos estelares, etc., hace mucho, mucho tiempo que emitieron la luz que te hace verlos. El pasado a tu alcance con una máquina del tiempo que te ha costado digamos ¿unos 30€?

Hay visiones maravillosas, pero lejos de dar consejos sobre astronomía para lo que tienes toda la información que desees y personas muy cualificadas, mi intención es darte a probar una actividad que te hará ver los problemas con una perspectiva desconocida. Un problema terrestre que a ti te afecta se ve desde otro punto de vista cuando te sitúas en el resto del Universo. No es el fin del mundo, por supuesto, para tí es importante, pero si consigues esa visión cósmica situacional de tu persona, te permitirá darle otro enfoque al problema, e incluso soluciones antes no pensadas.

Leer un poco sobre el universo te dará conocimiento vital. Te aportará una visión de pájaro que analiza el problema en su conjunto, dando la mejor solución dado que esta estará integrada en el conjunto de la visión general.
Por lo tanto, compra un telescopio o unos binoculares. La contemplación del Universo es, con mucho, la mejor de las terapias de relajación, anti-estrés y minimización de tus problemas y de los del mundo, con mucha diferencia.
Una sesión hará que te des cuenta de lo pequeños que sómos en comparación con lo que verás y te hará sentir la grandeza de poder vivir y contemplar esas galaxias y planetas. Una maravilla de la creación…
Si quieres probar, lee los datos que te expongo a continuación antes de ver la foto, porque vas a ver una imagen de hace ¡50 millones de años luz! (es lo que ha tardado esa imagen en llegar a la Tierra para que tú la veas).

  • Esta curiosa galaxia en espiral está localizada en la constelación de Virgo, a una distancia de aproximadamente 50 millones de años luz de la Tierra. El diámetro de M104 se sitúa entre los 50.000 y 140.000 años luz. Su masa es aproximadamente de 800.000 millones de soles.
  • Esta galaxia brillante fue denominada Galaxia Sombrero debido a su forma. Según de Vaucouleurs, la vemos desde 6 grados al sur de su plano ecuatorial, perfilado por un borde de polvo oscuro y espeso. Esta senda de polvo fue probablemente la primera descubierta por William Herschel con su gran reflector.

Aquí tienes la imagen que te hará pensar, la Galáxia del Sombrero, una de las que más me gustan.

Galaxia del Sombrero

astronomía binoculares galaxia hombre la luz planeta problemas telescopio tierra universo vida


Anterior Siguiente

Deje un comentario (se revisan antes de publicarlos)

keyboard_arrow_up