menu Menú
Lucentum... la maldita.
Por Miguel de Leuka Publicado en Escritos del Autor, Geografía, Historia, Literatura en 03/02/2011 0 Comentarios 5 min lectura
Los humanistas. ¿Estamos en crisis? Anterior Discurso sobre la dignidad del hombre de Giovanni Pico della Mirandola (1463-1494) Siguiente
Lucentum. Recreación virtual. Fuente: playas.es

Lucentum es el nombre de una ciudad íbero-romana situada en la actual Alicante, en el lugar conocido como El Tossal de Manises, en el barrio de la Albufereta (Fuente:Wikipedia). Hasta aquí tenemos una definición bastante explícita y concreta. Ahora trataremos de ahondar un poco en ello.

La actual ciudad de Alicante tiene históricamente las siglas en su escudo AL LA, que significan: Akra Leuke Lucentum Alicante. Como vemos, la historia de los nombres que se le han otorgado no responde a la totalidad de ellos, ni a la especificación geográfica única de un poblado en creciente expansión. Alicante se compone de varios poblados iniciales, siendo los dos más importantes los ubicados en la Albufera y en las faldas del Castillo de Santa Bárbara, siendo este último el que daría posteriormente lugar al casco viejo de la actual ciudad.

Respecto a la Albufera, hablamos de un poblado íbero que capturan los romanos en el 201 a.C. y que es conocido como Leukante o Leukanto. Este poblado se situaba en lo que hoy se conoce como el Tossal de Manises (promontorio ubicado en la actual Albufera de 37 m de altura), y que como sabemos, correspondía en la antigüedad a la entrada o bahía de un puerto marítimo-fluvial, coincidente con lo que hoy en día es el Barranco de Orgegia.

Respecto al poblado del monte Benacantil (castillo de Santa Bárbara o Akra-Leuke), se asentó en su base coincidiendo con el desplazamiento de los pobladores de Leukante, por los motivos que a continuación reseñaremos. Por tanto el término Lucentum corresponde a una latinización del nombre Leukante que se aplicó a los mapas de uso romano y que trascendería como nombre posterior al utilizado por los cartagineses para referirse al pico blancoAkra Leuke que comentamos en otro post de este Blog.

Las causas del desplazamiento poblacional de Leukante se sitúan en el período tardorromano-visigótico, cuando el barranco que aloja el torrente del actual Orgegia se encenaga, produciendo junto al poblado la aparición de pantanos insalubres y marismas, que rodeaban al mismo. Esto trajo como consecuencia la aparición de enfermedades relacionadas con la insalubridad y el paludismo, ocasionando con el paso del tiempo que la población emigrara hacia una zona más segura para la salud y también con una bahía portuaria. Esta elección correspondió a la actual ubicación en las faldas del Castillo de Santa Bárbara, frente al puerto actual. Por lo tanto, la población dispersa en los lugares limítrofes al castillo se unió a la emigrante íbera, originando el asentamiento final en Akra Leuke del poblado Leukante, a posterioriLucentum, y actual Alicante (AK LA).

Toda la región donde se ubicaban dichos asentamientos, a partir del siglo III a.C. se inserta en la llamada Contestania del mundo íbero, nomenclatura citada por los historiadores de la antigüedad como Estrabón, Plinio o Ptolomeo, y se caracteriza según las fuentes escritas por sus relaciones comerciales costeras con los fenicios y griegos de Focia. También se comentan relaciones contestanas con los Tartesios a través de comunicaciones interiores. En nuestro caso, concretamente Lucentum mantiene de esos caracteres el comercio marítimo por su ubicación costera.

El nombre latinizado de Lucentum otorgado por los romanos, al ser conquistada la zona por Publio Cornelio Escipión, quedó durante la antigüedad como propio de la ciudad, hasta posteriores colonizaciones musulmanas que darán origen al nombre de Alicante.

Citaremos como dato de interés que el cerro del poblado íbero de Leukante fue declarado Monumento Histórico-Artístico en 1961. Hay evidencias de ocupaciones íbera y romana en él, siendo la romana probablemente del siglo I d.C., asentada sobre la anterior íbera del siglo III a.C., correspondiente a la época de los Bárquidas cartagineses asentados en la Contestania. La romanización del asentamiento conllevó la destrucción de elementos previos íberos y la construcción sobrepuesta de termas, cloacas, templos etc.

Hay que mencionar como período de auge romano de esta nueva Lucentum el comprendido entre los siglos I a.C. y I d.C, momento a partir del cual se produce un abandono progresivo de la misma hasta el siglo II yIII d.C. El cerro maldito fue de nuevo abandonado, pero esta vez no podemos atribuir causas naturales, sino el auge de otra ciudad próxima, Ilici (Elche) que presentaba batalla por la supremacía con una comunicación mejorada, que le proporcionó resultados comerciales y estratégicos en detrimento de Lucentum.

Nuestra querida Lucentum sufrió dos deserciones, pero aún le quedaría una tercera, cuando las almas emigraron de su tierra para fundirse con Alá al ser convertida en cementerio sobre el siglo X o XI d.C. ¿Maldita?… ¡No!, simplemente origen de nuestra esencia y de nuestro devenir.

akra leuke albufereta Alicante lucentum tossal


Anterior Siguiente

Deje un comentario (se revisan antes de publicarlos)

keyboard_arrow_up