menu Menú
Al-Laqant. El período islámico de Alicante
Por Miguel de Leuka Publicado en Geografía, Historia en 05/07/2011 0 Comentarios 3 min lectura
El Cantar de los Cantares de Salomón & Cántico espiritual de San Juan de la Cruz Anterior La Necrópolis del Palacio de Llorca. Alicante. Siguiente
Alicante

Nomenclaturas por dominación. Nuestros orígenes…

Nuestra ciudad, Akra-Leuke, ya como Lucentum, cayó bajo el dominio islámico solo siete años después de la entrada y conquista del 711 d.C musulmana en la península ibérica.

Entre el 718 d.C. y el 4 de Diciembre de 1.248 d.C. Akra-LeukeLucentum romana, pasó a ser una posesión musulmana más del Emirato y posterior Califato Omeya, y de las Taifas de Denia y Almería.

Con la solicitud de “ayuda” de los hijos del depuesto rey cristiano Witiza, para combatir al rey Rodrigo, la famosa batalla del río Guadalete nos puso en dominación bereber en cuestión de unos pocos años, y consecuentemente musulmana. Esto afectó a Lucentum como al resto peninsular.

La ciudad pasó tras la conquista del 718 d.C. a llamarse Medina Laqant o Al-Laqant (obsérvese que el topónimo valenciano es Alacant, en árabe لَقَنْت o ألْلَّقَنْت).

Al-Laqant estuvo durante la dominación omeya en los designios generales del emirato, con la adecuación de los residentes a las nuevas costumbres, inserción cultural y conversiones al islam de los mozárabes (cristianos que vivían en territorio conquistado por los musulmanes) que lo solicitaban, para evitar las cargas impositivas o simplemente porque así lo consideraban espiritualmente.

Con el nombramiento de Abd al-Rahmán III como Califa (la connotación religiosa era muy importante), Al-Laqant quedaba ya dentro del Califato Omeya de Córdoba y sin adscripción o dependencia religiosa posible de los califatos Fatimí ni Abbasí. Hay que aclarar que el emirato iniciado por Abd Al-Rahmán I dejó la situación de liderazgo espiritual en Al-Ándalus en un “limbo”, pues el Califa de los abbasíes primero, y este y el de los fatimíes después, ostentaban esta dirección espiritual ante un emirato.

Después de la fitna (decadencia del califato) Omeya, Al-Ándalus pasó a desmembrarse en los conocidos reinos de Taifas, quedando como habíamos comentado nuestra Al-Laqant bajo la dependencia de la taifa de Denia y Almería. Su nombre quedó igual.

La medina islámica dejó restos que se encuentran junto al ayuntamiento de la ciudad.

Banu-l-Qatil

De El Pico Blanco ya posteamos una entrada y los musulmanes lo “toponomizaron” como Banu-l-Qatil tal y como se hace constar en la obra del geógrafo musulmán Al-Idrisi del siglo XII d.C. También los estudios indican que posiblemente fuese un error en la transcripción y que el autor lo asociara a topónimos árabes “beni” muy abundantes y que se asociaban en “familia o linaje”. En árabe se indica que no tendrían sentido pues significaría “la familia del asesino”. Otros topónimos en la Comunidad Valenciana parecen indicar que derivaría del término “benna” que es una transcripción árabe de la palabra “pinna” que significa peña en latín. Al añadir el gentilicio “laqanti” proveniente de “laqant” tendríamos un topónimo medio-romance medio-árabe: «benna laqanti» como nos indica la fuente.

En todo caso, la aportación musulmana a la ciudad fue extraordinaria, al igual que en el resto peninsular: nuevas técnicas de regadío, cultura general en ámbitos tan necesarios como la medicina, la arquitectura etc.

Nuestra ciudad tuvo la correspondiente cristianización del nombre al ser reconquistada, y ya como Alicante nos deja entrever que un simple nombre encierra muchas historias… que seguiremos más delante contándoles si ustedes nos lo permiten.

Fuentes: Wikipedia.

Al-Laqant Alicante Banu-l-Qatil taifa


Anterior Siguiente

Deje un comentario (se revisan antes de publicarlos)

keyboard_arrow_up